domingo, 27 de junio de 2010

Alemania pasa a los 4to's ganando 4 a 1 sobre Inglaterra

Con uno de los robos más grandes en la historia del futbol, Inglaterra perdió 1-4 ante Alemania, con goles de Klose, Podolski y doblete de Müller.

La mezcla de la gran movilidad y precisión de la ofensiva alemana contrastó con la pasividad de los ingleses, quienes reaccionaron cuando se vieron abajo en el marcador, pero sólo fue de manera transitoria.

Al minuto 20, llegó un despeje del arquero Manuel Neuer, el balón picó en tres cuartos de cancha, la defensa inglesa no pudo cortar la trayectoria del esférico, y el artillero teutón Miroslav Klose se adelantó a Matthew Upson para tocar suave con gran categoría ante la salida de David Calamity James.

En el minuto 32, Lukas Podolski aprovechó un gran pase de Thomas Müller para definir el 2-0 por en medio de las piernas del porteroCalamity James.

Los ingleses se vieron tocados en el orgullo, y en el minuto 37, Upson acortó distancia de cabeza. La mala salida del arquero Neuer le sirvió al defensor inglés para anotar el gol.

Dos minutos más tarde, de manera increíble, el árbitro asistente número dos, Mauricio Espinosa, no marcó un gol legítimo a los ingleses, fue un disparo de Frank Lampard, donde el balón picó adentro de la portería y no fue marcado.

En el segundo tiempo, se nivelaron las acciones y, en 3 minutos, los alemanes definieron el partido con dos contragolpes letales.

El primero de ellos, al minuto 67, fue un tiro libre mal ejecutado de Inglaterra: Bastian Schweinsteiger armó el contragolpe; en el área cedió el balón a Müller y éste sacó un potente disparo que Calamity James no detuvo, al contrario, se venció antes de tiempo.

El mismo Müller, al minuto 70, selló el partido con otro contragolpe mortal. En esta ocasión fue comandado por Mezut Özil, quien le ganó en velocidad a Gareth Barry: entró al área y tocó suave a la llegada de Müller y éste definió con total tranquilidad para lograr una contundente victoria de 4-1 sobre Inglaterra.

Como dijo el gran delantero inglés Gary Lineker, tras perder ante Alemania en una serie de penaltis en las semifinales del Mundial de Italia 1990: "El futbol es un deporte que inventaron los ingleses, juegan once contra once detrás de un balón, y al final siempre gana Alemania". Y este día se volvió a constatar.

Thomas Müller con dos goles selló la victoria de Alemania 4-1 sobre Inglaterra (AFP).

No hay comentarios:

Publicar un comentario